tipos de apiladores

¿Qué tipo de apilador necesito para mi almacén?

Apiladores contrapesados, de pata ancha, eléctricos, manuales… Los tipos de apiladores que tenemos en catálogo son numerosos. Pero, ¿es mejor decantarse por uno manual o es más interesante utilizar uno eléctrico? 

Para responder a esta cuestión, primero necesitamos determinar qué tipo de carga vamos a utilizar, si vamos a contar o no con operarios, la altura máxima requerida o si lo utilizaremos en interior o en exterior. ¡Empezamos!

El sustituto del montacargas en almacén

Los apiladores son una solución imprescindible para poder apilar cajas en altura y aprovechar al máximo el espacio disponible en un almacén. En definitiva, se trata de una herramienta fundamental dentro de la actividad logística, especialmente si disponemos de poco espacio, por lo que se presenta como el sustituto ideal al montacargas. 

Apiladores eléctricos

Generalmente, este tipo de apilador está diseñado para espacios interiores y pasillos estrechos de almacén. Los apiladores autoportantes eléctricos, por ejemplo, también permiten la carga y descarga de mercancías en camiones y furgonetas que no estén equipadas con plataformas ni rampas.

Ventajas

  • A diferencia del montacargas, no se requiere licencia para operar con este tipo de apilador, pero es importante conocer todos los protocolos de seguridad y manejo. No olvidemos que el transporte de la carga, ya sea en vertical o en horizontal, conlleva sus riesgos. 
  • Resulta ideal para operar en almacenes de pasillos estrechos y con estanterías en las cuales es necesario organizar las cargas.
  • Gana agilidad y eficiencia en el trabajo de manipulación,carga y traslado de productos,al reducir esfuerzos innecesarios y optimizar el tiempo.
  • A pesar de su tamaño compacto, es capaz de soportar cargas de entre 500 y 1200 kg. 

Apiladores Manuales

Los apiladores manuales son los más utilizados para tareas de cargas medias y ligeras dentro de un almacén. Suelen funcionar por elevación hidráulica y permiten máxima libertad de movimiento, pues son más ligeros que los apiladores eléctricos o semi eléctricos

Ventajas

  • El apilador manual es más fácil de manejar que el eléctrico y algunos modelos que presenta el mercado son plegables, lo que facilita también su almacenamiento. 
  • Es la solución más efectiva para realizar tareas muy concretas o que se realizan con poca frecuencia. Recordemos que no se pueden automatizar, como sucede con algunos apiladores eléctricos. 

¿Necesitas una solución apiladora fácil de utilizar para optimizar tus tareas de almacén? En Hidraltura disponemos de un amplio catálogo de apiladores eléctricos que se adaptan a tus necesidades. ¡Contacta con nosotros! Te ayudaremos, desde la compra y la instalación hasta el mantenimiento, con el mejor servicio técnico para que tu producto esté siempre funcionando.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *