Apiladores eléctricos, esenciales en un almacén

Es indudable que los apiladores eléctricos de almacén son herramientas que juegan un papel esencial en la logística de muchos negocios.

Cualquier centro de almacenaje que se precie tiene que estar dotado de estos vehículos que facilitan la labor de apilar toda clase de cargas.

En este post queremos arrojar un poco de información sobre estos elementos de almacenamiento eléctricos y los diferentes tipos que existen en el mercado.

Principales categorías de apiladores

Cabe destacar que en el mercado existen diferentes tipos dependiendo del manejo: manuales o semi-eléctricos y eléctricos.

Así, hay apiladores manuales que se manejan accionándolos mediante una palanca de pie que llevan incorporada para subir las horquillas sin carga.

Mientras que los semi-eléctricos son modelos mejorados de apiladores manuales, su utilización es manual pero la elevación se realiza mediante un motor eléctrico.

Por último, están los favoritos en muchos centro de logística, los apiladores eléctricos que son los más utilizados y de los que queremos hablar hoy.

Dentro de los apiladores eléctricos pueden distinguirse cuatro modelos concretos:

Contrapesados: se utilizan en muchas labores de apilamiento de palets y cuando los apiladores con brazos de apoyo no pueden trabajar con palets cerrados o niveles bajos o medios.

Son los más idóneos para realizar operaciones en almacenes de fabricación intensa dentro de espacios muy reducidos. Son máquinas de elevación de cargas con gran capacidad residual en altura. Se puede coger el palet en cualquier dirección.

Con mástil retráctil: estos modelos de apiladores se caracterizan por disponer de un mástil que se despliega, cuentan con una plataforma plegable y de brazos laterales de protección para el trabajador. Por lo tanto, se facilita el manejo con mucha comodidad a la hora de efectuar operaciones en medias y largas distancias. Este tipo de apilador es el más adecuado para operaciones de picking o de apilado de material en espacios reducidos.

Con pantógrafo: gracias a las horquillas extensibles se puede elevar, bajar y trasladar las cargas. Es el tipo de vehículo más utilizado para escoger y almacenar cargas de palets en las estanterías de almacenaje de forma precisa.

De patas anchas: al contar con estas patas se puede trabajar con diferentes clases palet de distintos tamaños. Se trabaja muy bien con estos modelos de apiladores en espacios limitados y cuando se precisa de capacidad y alcanzar cierta altura.

En Hidraltura Carretillas Elevadoras contamos con infinidad de soluciones para apilar en almacenes. Infórmate de nuestros servicios tanto de venta como de alquiler y sorpréndete con las diferentes propuestas que tenemos para trabajar en almacenes y traslado de mercancías en centros de logística.

Consulta aquí cualquier petición o información que necesites. Te ayudaremos encantados.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *