¿Por qué comprar una carretilla eléctrica?

¿Por qué comprar una carretilla eléctrica?

¿Necesitas una solución de carga silenciosa, ligera y fácil de utilizar para tus actividades de almacén? Si la respuesta es afirmativa, estás en el lugar indicado. ¿Has oído hablar de la carretilla eléctrica? En las siguientes líneas te contamos qué es, cómo funciona, de qué manera ayuda a sacar adelante el trabajo y, en definitiva, por qué comprar una carretilla eléctrica. ¡Toma nota!

¿Cómo funcionan las carretillas eléctricas? 

Las carretillas eléctricas sirven para transportar y elevar cargas tanto dentro como fuera del almacén. Ya sabemos lo duro que resulta descargar un camión a mano y apilar cargas o transportar palés. En este sentido, la carretilla eléctrica simplifica todos los movimientos, posicionándose como una de las mejores inversiones dentro de la actividad logística.

Saca adelante el trabajo sin incidencias

¿Por qué comprar una carretilla eléctrica? Esta es la pregunta que muchos clientes nos hacen cuando están pensando invertir en una solución de carga. En este sentido, debes tener en cuenta que las carretillas eléctricas son el mejor aliado para los operarios a la hora de ganar tiempo en actividades complicadas como la subida o bajada de palets, la carga y descarga de camiones, así como la distribución y colocación de la mercancía en almacén.

Elementos de las carretillas eléctricas

Estas soluciones de carga contrapesada están diseñadas con los siguientes elementos: 

  • Dos horquillas – también denominadas uñas – que sirven para subir y bajar palés, transportar mercancía en pasillos, así como para la carga y descarga dentro y fuera del almacén. 
  • Asiento para el conductor. En este punto, conviene aclarar que la conducción de este tipo de equipos está reservada a los trabajadores con una formación específica para la conducción segura, su uso requiere licencia ( carnet de carretillero). 
  • Si en nuestro almacén hay puertas por donde debe pasar la máquina, puedes personalizar tu carretilla adquiriendo replegados  pequeños, como los mástiles tríplex
  • Las hay de triciclo o de cuatro ruedas. En este punto, la elección final viene determinada por la carga y tipo de actividad realizada. 
  • Proporcionan un gran rendimiento en trayectos cortos y sin rampas, generando el mínimo ruido y emisión de gases de combustión, lo que supone una auténtica ventaja en espacios interiores. 

Ahora que ya sabes por qué comprar una carretilla eléctrica, debes saber que en Hidraltura disponemos de un amplio catálogo. Contacta con nosotros y te ayudaremos, desde la compra hasta el mantenimiento, con el mejor servicio técnico para que tu solución de carga y transporte de mercancías siempre funcione correctamente.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *