Carretilla diéseñl o eléctrica

Resolviendo dudas: ¿carretilla diésel o eléctrica?

No son pocas las dudas que nos trasladan nuestros clientes en el momento de elegir entre una carretilla diésel o una eléctrica. 

Si bien ambas proporcionan soluciones perfectas para todo tipo de trabajos de logística y almacén, nos parece interesante dejar algunos detalles en esta nueva entrada de nuestro blog especializado. 

A tener en cuenta

Realmente el diseño y la tecnología en las carretillas ha sufrido grandes cambios en los últimos años. 

Es cierto que cuando empezaron a surgir las opciones eléctricas, su recomendación era exclusiva para espacios interiores, puesto que la exposición a los agentes ambientales podía suponer un riesgo para su correcto funcionamiento. 

Hoy en día las cosas han cambiado. Los motores de las carretillas eléctricas están mucho mejor preparados y protegidos para, si es necesario, ser utilizadas en espacios exteriores. 

Otra cuestión es que aprovechemos al máximo todas las prestaciones de una opción u otra. Ya que en este sentido es importante destacar que, generalmente, las carretillas diésel suelen tener más capacidad de carga. Por lo que quizá están más indicadas para trabajos en los que la mercancía alcanza más tonelaje. 

Algo que no podemos pasar por alto es que, si nuestro negocio pertenece a la industria alimentaria la legislación vigente prohíbe el uso de carretillas de combustión. 

Interior y exterior

Que podamos utilizar las carretillas elevadoras eléctricas en espacios exteriores, no significa que no debamos poner en relieve algunas observaciones al respecto. 

Evidentemente los trabajos en interior con carretillas eléctricas siempre van a ser más cómodos y aconsejables. Son silenciosas, se cargan cómodamente y no emiten gases contaminantes derivados de su motor de combustión. 

Aunque también es cierto que los modelos actuales de carretillas diésel incluyen filtros específicos que reducen considerablemente estas emisiones. 

Alimentación 

No olvidemos por otra parte que, con las carretillas elevadoras eléctricas debemos estar pendientes de su carga. Por el contrario, las carretillas diésel funcionan sin descanso mientras tengan combustible en el depósito. Quizá estas últimas sean más aconsejables cuando existe una carga de trabajo alta y necesariamente casi ininterrumpida. 

Mantenimiento

En cuanto al mantenimiento las carretillas eléctricas necesitan menos atención y además este resulta más económico, por lo que es importante tener en cuenta el uso que le vamos a dar a la hora de elegir. 

Aunque si nos centramos en la inversión de compra, las de combustión diésel son algo más económicas que las carretillas eléctricas. 

Elegir bien asesorados 

Como expertos, en Hidraltura creemos que es importante contar con asesoramiento especializado a la hora de elegir entre una carretilla diésel y una eléctrica. Ya que, tal y como hemos contado, es necesario tener en cuenta diferentes factores para no equivocarnos a la hora de decidir. 

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *